Espejar: Sintonizar y Empatizar desde el Cuerpo.

El entonamiento afectivo es la capacidad de compartir estados afectivos, y es considerado un rasgo principal en la intersubjetividad humana.  Sus conceptos surgen de la investigación de como construyen evolutivamente los infantes su sentido del yo y del otro, algunos autores reconocen esta modalidad comunicativa humana como central y característica a lo largo de toda la vida de cada sujeto (Stern D. 1996)

Antes de la palabra, el movimiento ha estado siempre presente para comunicarnos, la madre y el padre responden a  los sonidos y el movimiento de su hijo/a, con los cuales este expresa como se siente y lo que necesita.  Durante el desarrollo de cada infante,  va descubriendo nuevas posibilidades y se reafirma a través del cuerpo.

Una de las grandes aportaciones de Marian Chace, “la gran dama de la danzaterapia” es su técnica llamada “mirroring”  en la cual el terapeuta en DM sigue los movimientos de la persona con la que trabaja intuyendo sus necesidades y reflejandolas en su propio cuerpo.

El juego del espejo

Lo más importante de este juego es observar muy atento a tu peque y seguir su movimiento, intenta no solo seguir la forma, si no que piensa que puede estar sintiendo el/ella al hacerlo, dónde coloca el peso de su cuerpo, cómo es descubrir un nuevo movimiento y lo divertido que puede llegar a serlo!!!. Tal vez le encanta ir al suelo, correr libremente o bailar al ritmo de la música con diferentes partes de su cuerpo, o tal vez hacer un pequeño baile solo con las manos, los dedos, o tal vez simplemente observar o percibir su respiración puede ser maravilloso. Tu hijo se sentirá escuchado y  comprendido, fortaleciendo vuestro vínculo y fortaleciendo la comunicación.

Las “neuronas espejo” son un considerados un gran aporte por parte de la neurociencia a la psicología del desarrollo temprano y en particular a la DMT, dentro del estudio de Gallagher (2010) se comprueba que los seres humanos reaccionamos a las acciones del otro por medio de la imitación en la cuál nuestro cerebro “empatiza” con las acciones del otro por medio del movimiento.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s